Equipo asana

El osteópata tiene una visión GLOBAL del cuerpo, en el que una parte afecta al todo y el todo a una parte.

Tratamos al paciente como único, ya que no existen dos personas con patologías iguales. Estamos sometidos a múltiples influencias biopsicosociales que nos hacen ser diferentes, a influjos internos y externos que nos hacen reaccionar adaptándonos a ellos. Cuando esta adaptación no se produce correctamente, hay una pérdida de equilibrio y de salud.

Escuchamos la sintomatología de la persona, las influencias biopsicosociales (hábitos cotidianos, alimentación, traumatismo, enfermedades previas, antecedentes familiares, estrés emocional, situación personal), hacemos una valoración exhaustiva de la postura corporal y test específicos para obtener un diagnóstico osteopático.

Será entonces cuando decidimos cómo abordar al paciente dentro de la amplia gama de técnicas para restituir el equilibrio y la salud.

La osteopatía trata a cada individuo como único porque se adapta a las necesidades de cada persona y cada patología.