Osteopatía deportiva

La práctica de una actividad deportiva somete a nuestro cuerpo a altas demandas físicas. En esa situación, nuestro cuerpo deberá estar adaptado para poder soportar la demanda impuesta, idealmente, a través de una adecuada progresión en un proceso de entrenamiento previo. Si existe un desajuste entre la demanda impuesta y el estado de adaptación que existe en nuestro cuerpo en ese momento dado, las posibilidades de lesión aumentan considerablemente. 

Frecuentemente, los desequilibrios o descompensaciones corporales forman parte de los factores que restan capacidad de adaptación a la práctica deportiva y limitan la progresión y desarrollo de nuestras capacidades deportivas. Muchas veces estas alteraciones posturales solo se hacen evidentes una vez llegamos a un cierto nivel de exigencia deportiva, permitiéndonos hacer vida normal e incluso rendir a un nivel inferior sin notar ninguna molestia.

En los casos en donde una descompensación pueda ser el origen de una falta de evolución en el rendimiento o un limitante en la práctica, el deportista se puede beneficiar enormemente del enfoque global osteopático.

En Asana Centro de Osteopatía y Fisioterapia, nos preocupa solucionar la causa del dolor pero sobre todo encontrar el origen primario del problema, intentando de esta manera, acelerar el proceso de recuperación y reducir las posibilidades de recaída. Evaluamos tú postura y tú movimiento para encontrar las áreas de baja movilidad, las zonas compensatorias y las posibles asimetrías estructurales para después intentar conseguir un mejor equilibrio biomecánico a través del tratamiento.

Con frecuencia, los desequilibrios posturales también se producen como consecuencia de debilidad en la musculatura estabilizadora y postural. En dichos casos, como complemento al tratamiento osteopático también se prescribirán los ejercicios que sean necesarios para subsanar dichos déficits.

El objetivo final será que el deportista pueda reincorporarse a los entrenamientos o a la competición con la mayor seguridad posible y con la posibilidad de elevar su nivel de rendimiento.

Javier Villar Brea. MROE.427